El Abordaje

Aplicaciones Clínicas

Los principales referentes de la terapia VA han podido ubicar efectos benéficos en cinco áreas clínicas principales (Grocke, Wigram, 2007):

 

1.-Tratamiento del dolor:

La terapia vibroacústica ha sido utilizada con efectividad en pacientes con dolores del tipo cólico, problemas viscerales, fibromialgia, migraña y dolor de cabeza, dolor de la parte inferior de la espalda, dolor menstrual, dismenorrea, tensión premenstrual, enfermedad de Bechterew, dolores de cuello y hombros, poliartritis y reumatismo.

 

2.- Condiciones musculares:

Se han publicado numerosas investigaciones clínicas sobre el uso de la terapia vibroacústica en pacientes adultos con parálisis cerebral, alto tono muscular y espasticidad. esclerosis múltiple, síndrome de Rett, espasticidad y síndrome de sobre uso muscular.

 

3.- Perturbaciones pulmonares:

Se han visto algunos efectos sobre ciertas perturbaciones pulmonares, incluyendo: asma, fibrosis quística, enfisema pulmonar y leucodistrofia metacromática.

 

4.- Molestias físicas generales:

La terapia vibroacústica ha sido utilizada para tratar pacientes con úlceras de decúbito, circulación sanguínea reducida, convalecencia post-operatoria y stress. Se ha encontrado efectivo este tratamiento en la reducción de la presión sanguínea, la frecuencia cardíaca y en el mejoramiento de la circulación sanguínea (Skille, Wigram, 1995).

 

5.- Perturbaciones psicológicas.

La terapia vibroacústica ha sido utilizada en el tratamiento del insomnio (Wigram, 1996, 2002, 2007). Los reportes de esta investigación indicaron que los clientes se duermen más rápido, y que lo hacen por un período más largo que lo usual. También se ha tratado a pacientes con stress y depresión, conductas de autodestrucción, comportamiento desafiante y autismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *